Tipos de cadenas de suministro

Entre tantos componentes que conforman a una empresa y que, a su vez, definen el funcionamiento de la misma, las cadenas de suministros se han convertido en elementos imprescindibles. Una cadena de suministros bien aplicada en el contexto adecuado, puede ser razón más que suficiente para que las ventas en una compañía se disparen. Y, con esto, el éxito y la popularidad de la misma.

De allí parte la importancia de entender que existen diversos tipos de cadenas de suministro y que cada una posee una particularidad distinta que las hace especiales. Ya sea que poseas una empresa o estés pensando en crear una, esta es una información vital a la cual podrás sacarle provecho. Por esto, hoy hemos decidido traerte todo lo referente a las cadenas de suministro, sus beneficios, sus tipos, sus características y demás.

¿Qué es una cadena de suministro?

Podríamos definir a una cadena de suministro como un conjunto de actividades, instalaciones, intermediarios y medios de distribución que se encargan de llevar a cabo el proceso de venta de una empresa.

Este proceso abarca prácticamente todo lo que conlleva realizar una venta. Esto quiere decir que va desde la búsqueda y compra de la materia prima, su transformación en productos más elaborados, su transporte y la entrega a los consumidores finales.

Dicho de otra manera, la cadena de suministro tiene que ver con todo el proceso de planificación estratégica y logística que se empleará en las operaciones esenciales de la empresa.

¿Para qué sirven las cadenas de suministro?

Una cadena de suministros no sólo busca satisfacer las necesidades estratégicas y logísticas de una empresa, sino también las necesidades de los consumidores finales. En este sentido, estas deben encargarse de:

  • Entregar oportunamente los bienes o servicios solicitados.
  • Evitar a todo costo las pérdidas innecesarias durante todo el proceso de venta.
  • Optimizar tanto los tiempos de producción como los tiempos de entrega.
  • Manejar adecuadamente sus inventarios.
  • Implementar canales de comunicación competentes entre todos los involucrados en la cadena de suministro.
  • Ofrecer soluciones viables ante los posibles imprevistos que pudieran surgir ante la demanda, oferta o cualquier otra situación.

Cadenas de suministro

¿Cuáles son los elementos básicos de una cadena de suministro?

Las cadenas de suministro, para su adecuado funcionamiento, deben constar de una serie de elementos básicos que no pueden faltar en ningún caso:

  • El suministro: esta etapa se refiere básicamente a todos los esfuerzos que ejerce la empresa para dotarse de materias primas que servirán, posteriormente, para la elaboración de productos más trabajados.
  • La fabricación: el proceso de fabricación comprende toda la parte de transformación de la materia prima para así poder convertirlo bien sea en un producto final o en un servicio que es el que se le entregará al consumidor.
  • La distribución: una vez elaborado el producto final, el proceso de distribución consiste en hacer llegar este producto a los consumidores finales. Esta distribución puede hacerse a través de una red de transporte, a locales comerciales o a pequeños vendedores. 

Tipos de cadenas de suministro

Existen diversos tipos de cadenas de suministro que pueden ser convenientes aplicar en mayor o menor grado según el contexto de la empresa en cuestión. Estos son:

Cadena de suministro directa

Este consiste en tres elementos básicos: una empresa, un suministrador y un cliente final. Cada uno de los elementos se encuentra involucrado directamente en las distintas áreas de la empresa en cuanto al producto, los servicios, las finanzas y la información se refiere. Esto quiere decir que se relacionan con todos los niveles de la cadena de suministro.

De esta manera, lo que se busca es reducir lo mejor posible el número de fallos que puedan surgir. Al mismo tiempo, este tipo de cadena de suministro ayuda a incrementar la eficiencia y la rapidez del proceso.

Cadena de suministro tradicional

Este tipo en cuestión es de los más utilizados por las pequeñas y medianas empresas que, por alguna u otra razón, no requieran de un funcionamiento o una gestión demasiado compleja.

Cadena de suministro

En este punto las decisiones son tomadas de manera independiente por las personas involucradas en el proceso de fabricación del producto. Esta particularidad puede hacer que en empresas más grandes existan conflictos que conlleven a un descontrol en las decisiones. Provoca un déficit en el proceso de producción.

Es por esto que solo es aplicable en empresas que no tengan que lidiar con cantidades excesivas de materia prima o de productos más elaborados. Asimismo, es recomendable en empresas que posean un proceso de fabricación tradicional, donde el flujo de información continua no sea del todo necesario.

Cadena de suministro estratégica

También conocida como cadena de suministro extendida, la cadena de suministro estratégica incluye dos elementos principales: los suministradores de los proveedores inmediatos y los clientes inmediatos.

Todos estos elementos se hallan involucrados simultáneamente en los flujos relacionados con los productos, servicios, finanzas e información.

Esto implica que debe existir una amplia colaboración entre todos los eslabones de la cadena. Tanto proveedores como productores, distribuidores y establecimientos deben poseer una comunicación efectiva entre ellos a fin de sincronizar la oferta con la demanda.

Cadena de suministro compartida

Este modelo se basa en la toma de decisiones de forma compartida. Cada una de las personas implicadas en la fabricación del producto tienen la potestad de hacer valer sus opiniones a medida que avanza el proceso.

Se le da una gran importancia el manejo de la información y la compartición de la misma por parte de los involucrados.

Cadena de suministro sincronizada

En la cadena de suministro, todas y cada una de las fases de la fabricación se encuentran sincronizadas, tal como su nombre lo indica. Se aplica un seguimiento exhaustivo de todo el proceso desde la entrada de la materia prima, pasando por la fabricación y el envío o la venta.

Para implementar este tipo de cadena de suministro, es necesaria la utilización de una tecnología competente que ayude a incorporar una red logística eficaz. Esto ayudará notablemente al momento de necesitar realizar los ajustes necesarios durante todo el proceso.

Cadena de suministro compleja

Se caracterizan por involucrar a todas las organizaciones inmersas en las interacciones de los productos, servicios, finanzas e información. Abarca desde el último suministrador hasta el último cliente.

Usualmente, por cuestiones lógicas, suele ser implementada en las grandes empresas. Todas aquellas empresas que posean distintas líneas de productos y proveedores, requieren de la implementación de este tipo de cadenas para su adecuado funcionamiento.

La implementación de una adecuada cadena de suministro en una empresa, es de vital importancia para el funcionamiento de la misma. Una buena logística y comunicación con todos los involucrados en el proceso de producción y de venta, es el primer paso para asegurar el éxito en una compañía. Teniendo ya en cuenta todos los tipos de cadenas de suministro existentes, solo queda de tu parte asesorarte adecuadamente para así elegir el que mejor le convenga a tu empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.