Lo que hay que saber sobre los NFT

Los NFT son algunos de los activos digitales que más revuelo han provocado. Esto se ha debido no solo a su naturaleza, sino también a la enorme versatilidad y seguridad que gira en torno a ellos. Y es que, mediante su uso, no solo podrás realizar cuantiosas inversiones, sino que también puedes comercializar libremente de forma segura.

Todo parece indicar que el futuro de la economía mundial reside en este tipo de activos digitales que se encuentran asociados a las criptomonedas. De modo que, si no deseas permanecer en el pasado y quieres empaparte más con estos temas, esta es tu oportunidad. A continuación, te enseñaremos todo lo que debes saber acerca de los NFT.

¿Qué son los NFT?

Los NFT o, por sus siglas en inglés, Tókens No Fungibles (Non Fungible Token), son activos digitales que pueden tomarse como una especie de criptomonedas.

Estos tokens, por decirlo de alguna manera, pueden ser vistos como objetos de colección. De este modo, cada token representa un valor único y no fungible, distinto a lo que veríamos en cualquier criptomoneda convencional.

Qué son los NFT

El término no fungible hace referencia al hecho de que no son intercambiables. En realidad, se asemeja a un certificado de autenticidad de piezas digitales. Se ha convertido en una combinación de criptomoneda y obra arte. Aunque, como se sabe, no funciona como la primera. A pesar de que ambos se basan en la tecnología blockchain, no es posible intercambiar un NFT por otro.

¿Para qué sirven?

Aunque se han vuelto muy famosos entre las personas que buscan realizar inversiones que valgan la pena, por el momento los NFT poseen usos limitados. Esto se debe, tal vez, a que se trata de un ecosistema que se encuentra en plena expansión aún.

Sin embargo, se han utilizado ampliamente en obras de arte y objetos físicos invaluables, dándole así cierto valor a cada pieza. De la misma forma, algunas aplicaciones descentralizadas (Dapps) utilizan también este concepto para así poder generar algunos productos de inversión.

Otro uso muy común de los NFT en la actualidad, se da en el ámbito de los bienes raíces. Es así como estos activos han servido para añadir liquidez y certificación a las propiedades.

Para los usuarios más avanzados, los NFT también pueden ser usados para crear una identidad digital donde se puedan almacenar datos de un individuo en particular. En un futuro se podría, por ejemplo, transformar nuestro DNI a un NFT. De este modo, podríamos ampliar su capacidad de forma inimaginable.

¿Cómo funcionan?

Los NFT siempre van a estar condicionados al tipo de blockchain utilizado. En este sentido, puede tratarse del blockchain de Ethereum o de Tron, que son dos de los que más son compatibles con ellos.

Una vez creados los NFT en estos blockchains, se vuelven inalterables. Dicho de otra manera, no podrás modificarlos. 

Ningún usuario puede deshacer la propiedad de un NFT o replicar el mismo. En cierto modo, cada NFT termina siendo un activo único, el cual cualquiera puede admirar, pero que solo un usuario en específico puede poseerlo en un momento determinado.

¿Cómo puedes comprarlos o cambiarlos?

Los NFT se pueden comprar como casi cualquier tipo de criptomoneda que conozcas. La única diferencia radica en que, en lugar de comprar varios tokens, solo puedes comprar uno.

Para esto es importante que instales en tu dispositivo el software Metamask. Esta extensión del navegador te permitirá establecer una conexión con distintas interfaces de Ethereum. Con su ayuda, además, podrás aprovechar sus funciones como billetera digital para Ethereum y todos los tokens que puedas crear, sean fungibles o no.

NFT blockchain

Una vez poseas la extensión, lo primero que debes hacer es comprar Ethereum. Seguidamente, debes visitar algún portal web que se encargue de vender NFT o algún sitio donde puedas intercambiarlos. Por último, solo te quedaría asociar tu billetera de Metamask al sitio elegido y listo.

¿Cómo obtienen su valor?

El valor de los NFT, en cierto modo, puede llegar a ser muy subjetivo. Es esta particularidad lo que los ha hecho tan famosos y, a la vez con muchos riesgos para algunos. Dicho valor puede fluctuar bastante, tal cual sucede con las criptomonedas. Solo que, en este caso, no se encuentra asociado precisamente a un factor de oferta y demanda.

Para que lo entiendas mejor, el valor de cada NFT se basa en la rareza del artículo para el cual ha sido destinado. Por esto es que estos activos suelen asociarse mucho con piezas de arte, artículos digitales únicos y demás.

Por ejemplo, recientemente surgieron los polémicos CriptoKitties, que no son más que una especie de gatos virtuales sin ninguna particularidad en especial. Muchos de ellos llegaron a venderse en cientos de miles de dólares. Aunque sus valores llegaron a ser incluso mayores entre los coleccionistas más empedernidos.

¿Es seguro invertir en NFT?

Si bien es una alternativa de inversión difícil de entender y de dominar, algo que sí tienen a favor los NFT es que son muy seguros. Todo ello se debe a su asociación con los blockchain de Ethereum y de Tron.

Como ya sabemos, la tecnología blockchain ha demostrado ser una de las más seguras y a prueba de estafas del momento. Gracias a ella, todas las transacciones realizadas son debidamente individualizadas. De modo que, ante cualquier eventualidad, es casi imposible ser estafados.

El único detalle que puede surgir al invertir con NFT, es que si no estás muy al tanto de cómo funcionan, podrías terminar haciendo una inversión poco beneficiosa a futuro.

De este modo, lo más recomendable es que puedas asesorarte adecuadamente antes de realizar cualquier tipo de inversión. Para esto, debes tener en cuenta que es importante que armes una estrategia y que tengas una visión amplia de aquello en lo que desees invertir. Sea en el mundo del arte o de los coleccionables.

También, es importante que mantengas presente que las inversiones en NFT son muy a largo plazo. Así que, si estás buscando hacer dinero fácil y rápido, tal vez esta no sea tu mejor opción si no quieres acabar decepcionado.

Por lo demás, siempre y cuando estés al tanto de todo lo que implica invertir en NFT, con algo de suerte, podrías estar a solo un paso de realizar una inversión increíble.

¿Cualquier persona puede crear un NFT?

Así como las obras de arte tangibles, cualquier persona puede decidirse a crear un NFT. Solo basta con crear un archivo digital, convertirlo a la tecnología y subirlo a una plataforma de ventas de NFT. 

Una ventaja de este tipo de activos digitales, es que es posible seguir ganando dinero después de haberlo puesto a la venta. Si el autor lo desea, puede adjuntar una comisión al archivo. Es así como seguirá recibiendo remuneración por cada venta realizada por una misma pieza. Y si esta es sometida a una reventa, también recibirá una comisión.

Pieza NFT

Algo a tener en cuenta es que, el hecho de haber creado un NFT no te garantiza una venta inmediata. Todo dependerá del gusto del público en general. Por lo que no todos los archivos tienen éxito en el mercado.

¿Cómo crear y vender un NFT?

Si deseas crear y vender un NFT de tu autoría, debes tener en cuenta que es necesario cumplir con criterios similares que la compra. Y en este caso, es necesario tener un monedero. Este debe conectarse a la plataforma donde planeas vender tu NFT.

Inicia la creación de tu NFT

Puedes convertir casi cualquier archivo digital en un token de este tipo. Desde imágenes y videos hasta música. Debes tener en cuenta que el archivo elegido no debe poseer derechos de autor, ya que estaría violando las políticas del proceso de venta. Dependiendo de la plataforma que se elija, varía el tipo de formato soportado.

Tras elegir el archivo a convertir, es momento de subirlo a la plataforma de ventas. Por lo general, es posible elegir si deseas que se venda una sola vez, o que pueda venderse varias veces. Deberás rellenar algunos detalles sobre el NTF antes de ponerlo a la venta. Entre estos detalles, debes indicar si ponerlo inmediatamente a la venta.

Procede a vender tu NFT

Se mostrará una vista previa de tu token tras su carga. Además, se te ofrecerá la opción de indicar un porcentaje de ganancia por cada vez que sea revendido. Una vez que rellenes todas las casillas, podrás crear tu NFT. Utilizando tu wallet, la plataforma procede a acuñar el token y firmar la orden de venta. Será necesario pagar ciertas tarifas relacionadas con el gas para finalizar el proceso. Algunas plataformas solicitan un pago por mantener activa la venta.

Cada uno de los gastos que genere este proceso debe ser pagado a través de Ethereum. Será indispensable que cuentes siempre con fondos ETH en tu monedero para mantener a la venta el NTF. Sin embargo, cuando se trata de venderlo, puede ser en esta misma criptomoneda u otras, dependiendo del sitio donde se esté vendiendo. Hasta es posible obtener USD por su venta.

Una vez que cumplas cada una de estas condiciones, pasarás a formar parte del mercado NFT. No hará falta que seas un artista para poder tener éxito. Solo debes crear piezas digitales que sean de agrado al público y generen interés para su compra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.